Todos Los Santos 2023

Fecha de Todos Los Santos

Todos Los Santos está programado en las siguientes fechas:

La fecha es fija, el 1 de noviembre.

Todos Los Santos

El día de Todos Los Santos se celebra el 1 de Noviembre en España. Tradicionalmente es día festivo, no laborable en todo el país. El día 2 de Noviembre se conmemoran Los Fieles Difuntos.

Es una de las fiestas más importante del año, tanto por su significado religioso como por sus costumbres, tradiciones y ritos muy arraigados y que se practican desde hace siglos.

Origen

A principios del siglo IV, la persecución del imperio romano, en concreto de Diocleciano a los cristianos, produjo tantos mártires, que la Iglesia instauró un día común para ellos, fuesen o no conocidos: el Día de Todos Los Santos.

La celebración varió de fecha hasta que Gregorio III en el siglo VIII fijó el día 1 de Noviembre. Posteriormente Gregorio IV en el siglo IX extendió la festividad a toda la Iglesia.

Desde entonces en todos los países de tradición católica se celebran fiestas y rituales en honor a todos Los Santos.

Celebración

Por su significado religioso y profano, por la relación de vida y muerte y por la carga tradicional de siglos, estas fechas tienen una multitud de costumbres y ritos en los distintos países, incluso en las distintas regiones y ciudades de un mismo país.

En España los días 1 y 2 es costumbre visitar las tumbas de amigos, familiares y seres queridos fallecidos. Se limpian las tumbas, se engalanan con flores frescas y se reza por y junto a ellos haciéndoles compañía.

Los cementerios se llenan de gentes, colores y olores. A la tristeza por la añoranza de los que ya no están con nosotros se une también la celebración de la vida, la fiesta, como si de un brindis en honor a ellos se tratara.

Durante estos días los escenarios españoles se llenan con los personajes de “Don Juan Tenorio” obra escrita por Zorrilla. Una de las escenas más conocida de esta obra escrita en verso, se desarrolla en un cementerio y con apariciones de muertos.

Los hay, muy atrevidos, que bien entrada la noche la representan en cementerios. Estas fiestas como todas las de nuestro país están íntimamente relacionadas con la gastronomía, pues otra de las costumbres es comer dulces.

No pueden faltar los buñuelos de viento: masa frita en forma de bola, rellena de chocolate o crema. La tradición dice que por cada buñuelo de viento que se coma, se salva un alma del purgatorio. Los huesos de santo son dulces típicos que consisten en una masa de mazapán cuya forma se asemeja a un dedo.

No hay que olvidar los “panellets”, masa dulce hecha con azúcar, almendra molida, huevo y ralladura de limón recubierta con clara de huevo y piñones.

También podremos endulzarnos este día con rosquillas de anís y patatas asadas en Salamanca, arroz y "fallaetes" en Alicante, borrachillos en Andalucía, rosarios hechos de caramelos y azúcar en Mallorca, pestiños en Jaén o pan de higo en Murcia.

En cuanto a los muertos y las ánimas, existen diversas creencias y tradiciones:

Así, de tantas y variopintas maneras honramos a todos los Santos, alegramos el descanso de nuestros difuntos y celebramos con dulces bocados el que descansen en paz, iluminando con fervor y generosidad a las ánimas benditas en su camino.